Todos los días nos llegan clientes que están confundidos sobre qué es el SEO y qué es el SEM. Han oído y leído cosas, pero no saben distinguir bien a qué se refiere cada tipo de estrategia de marketing.

Vamos a aprovechar este post para contar en profundidad las diferencias entre SEO y SEM.

1. ¿Qué es el SEM?

El Search Engine Marketing (SEM) es una estrategia de marketing que utiliza el posicionamiento de pago en buscadores. Aunque bien es cierto que el término seguramente no es el apropiado para ello, en el mundo del marketing ha quedado delimitado a lo que conocemos como publicidad en motores de búsqueda. Pagar por aparecer en los resultados.

Buscadores que en el mercado español y occidental están capitalizados por Google, en gran medida, y por una pequeña cuota de mercado de Bing.

Y si quieres hacer SEM, el uso de la herramienta Google Ads es indispensable para comenzar a hacer campañas en el más importante de los buscadores. Una herramienta, eso sí, que no sólo te permite insertar tus anuncios en los resultados de las búsquedas, sino que también te permite realizar publicidad en otros canales: Display (banners), Vídeo (Youtube principalmente) y Aplicaciones móviles. Por lo tanto, el alcance de tus inserciones publicitarias puede ser espectacular.

que-es-sem-que-es-seoEl SEM también recibe en ocasiones el nombre de PPC (Pago por clic) o CPC (coste por clic), debido a que habitualmente la forma de pago por los anuncios se realiza por cada clic que se hace en el mismo.  Sólo pagarás cada vez que hay una interacción con tu anuncio.

Aunque también existen otras opciones de pago, lo que se conoce por CPM (coste por mil impresiones), donde el pago por es cada mil visualizaciones del anuncio, y CPA (coste por adquisición), cuando seleccionas pagar por cada conversión que se realice a través de tu anuncio.

2. ¿Para quién es el SEM?

Todo tipo de empresas, tanto pequeñas como grandes, deben incluir el SEM dentro de sus campañas de marketing. La posibilidad de pagar por clic o por impresión permite que este tipo de publicidad esté al alcance de cualquier presupuesto.

Utilizando la plataforma de Google Ads vas a poder estar presente en el mayor buscador del mundo, justo cuando los usuarios están buscando por tu producto o servicio. Y, de igual manera, vas a poder estar en Youtube, el segundo buscador del mundo y el “gran canal de televisión” actual, y en la red de Display de Google, que comprende sites y blogs con un alcance de más de 1.000 millones de internautas.

Algunos se preguntarán cuánto puede costar un clic o mil impresiones y cuánto tengo que invertir para empezar a hacer SEM. Lo bueno es que no necesitas un presupuesto mínimo y puedes controlar los gatos diariamente. De hecho, recomendamos empezar con un dinero diario bajo y empezar subiendo a medida que vas optimizando las campañas y tienes datos de los resultados.

En cuanto a lo que tienes que pagar por clics, depende de los otros anunciantes y la competencia existente en el sector. Puede ir de menos de 1 euro hasta por encima de los 10 euros en sectores de alta competencia como el de los seguros.

3. ¿Qué es el SEO?

El SEO (Search Engine Optimitation) es lo que se conoce como posicionamiento orgánico o natural en buscadores. Una serie de técnicas y optimizaciones que tienen como objetivo posicionar una página web en las primeras posiciones de Google (u otros buscadores), sin que tengas que pagar publicidad para conseguirlo.

A diferencia del SEM, la posición que ocupas en los resultados de búsqueda no se deben a utilizar una herramienta publicitaria, sino a lo bien o mal que hayas realizado el trabajo SEO.

que-es-el-seoNo vamos a entrar aquí en los más de 200 factores que influyen en los resultados, pero el SEO es una labor que toca varias áreas, desde la redacción y la arquitectura de un site, a la programación y lo que se conoce como SEO off Page (la autoridad de un dominio gracias a los enlaces que recibe desde otros dominios).

Lo que tiene que quedar claro es que aunque no tengas que pagar en anuncios, el SEO no es gratis. Hasta que consigues posicionar una web en  Google, necesitas una inversión en optimización, contenidos y en linkbuilding (conseguir enlaces). Pero, una vez que consigas llegar a la primera página de resultados con las palabras clave que te interesan, el flujo de dinero ya no será tan necesario.

4. ¿Para quién es el SEO?

Podríamos decir que para todo tipo de empresas, aunque bien es cierto que las que ya tienen una marca consolidada (de las que se buscan en Google por su nombre) puede permitirse el lujo de trabajar el SEO de una manera más relajada.

Pero para todas las demás empresas (la mayoría) el SEO bien realizado, una vez posicionado tu site, puede ser un ingreso  constante de visitas y negocio, sin apenas ya inversión.  Por lo tanto, sí o sí, todos los negocios deberían destinar parte de sus presupuestos de marketing al SEO on Page y off Page (dentro y fuera de tu web)

5. Ventajas e inconvenientes del SEO y el SEM

Bien, entonces, ¿con qué me quedo? Si lo que quieres o necesitas es generar negocio desde el primer minuto que estés en internet, vas a tener que hacer SEM.  El SEO da frutos a medio y largo plazo, mientras que el SEM puede empezar a darte resultados transaccionales aunque tu web esté recién estrenada.

Por otra parte, Google esté relegando cada vez más los resultados orgánicos, ya sea por los anuncios, o por las diferentes funcionalidades que ha ido incorporando (pack local, carrusel, knowledge graph, etc). Lo que hace que incluso muchas empresas que están posicionadas en primera página de resultados, hagan también SEM para asegurarse que la competencia no les gane mediante la publicidad.

diferencias-seo-semNosotros, desde luego, siempre recomendamos atacar los dos frentes, para el corto plazo con el SEM, y para el medio-largo plazo con el SEO.

6. Y, ¿qué es más caro, el SEO o el SEM?

Pudiera parecer que el SEM, por el hecho de tener que pagar como cualquier publicidad, debería ser más caro, pero aquí podríamos aplicar el “depende”.  Es evidente que si dejas de pagar en Google Ads, por ejemplo, dejas de aparecer automáticamente. En cambio, con el SEO, no.

Pero el SEO también necesita de una considerable inversión, sobre todo en sectores muy competidos, para llegar a primera página de resultados. Tanto a nivel tecnológico y de contenidos, para dejar una web digamos que “perfecta”, como a la hora de lograr los ansiados links que te hagan conseguir autoridad.

Al final, todo lo debes medir en función del retorno que te genere. Gracias a las facilidades que tenemos para medirlo todo en marketing digital, podrás conocer el ROI de ambas estrategias. Si el ROI es positivo, lo caro puede ser barato. En función de estos resultados, valorarás si merece la pena invertir más en uno u otro canal.

7. Conclusión

Aquí os hemos dejado unas  breves pinceladas para diferenciar el SEO del SEM, pero si os quedáis con alguna duda, no dudéis en preguntarnos 🙂