Si hay algo que ha revolucionado la publicidad en los últimos años, es el branded content, content marketing o marketing de contenidos. Junto con Internet y las redes sociales, y el nuevo papel del consumidor o cliente como interlocutor directo con la marca y “micro influencer” dentro de su entorno, han supuesto un cambio radical en el mercado publicitario.

El consumidor ya no puede ser visto como alguien ajeno al ecosistema de la marca, es parte fundamental, y es cada vez más exigente y está cada vez más informado en relación al producto y la competencia. Además, como parte de esa labor activa, ya no acepta la publicidad que irrumpe en su ordenador, televisión o dispositivo móvil, y le coloca en el papel de mero observador.

Por lo tanto, las marcas se han visto obligadas a cambiar su modelo. Se han dado cuenta que esa publicidad intrusiva ya no funciona. ¿Y cuál es la vía publicitaria para llegar al cliente? Generar contenidos de calidad, donde el producto sea importante, pero quede insertado dentro un conjunto que el espectador consume porque le aporta algo. Y también productos publicitarios en los que a la marca se le proporciona una identidad social y humana, dentro de la cual la gente se pude sentir identificada.

Sea compartiendo una experiencia o narrando una historia, la intención es llegar a ese consumidor no sólo a la cabeza, también al corazón, generando una fuerte fidelización. Para ello, los recursos comunicativos y audiovisuales que disponemos hoy en día son muy potentes. La posibilidad que nos permiten las redes sociales de segmentar y personalizar la publicidad, nos permiten también trabajar con una fuerte orientación por gustos, intereses y edades.

Estos 12 ejemplos pueden servirnos para comprender todo el poder del branded content o marketing de contenidos:

1. Cerveza San Miguel

Un muy buen ejemplo de relacionar los sabores que se extraen de una cata con experiencias personales. Humanizar la marca, hablar de sensaciones, llegar al consumidor de una manera diferente.

2. Los Fantasmas de Pavofrío

Un anuncio donde no se pronuncia el nombre de la marca ni el del producto. Pero sí nos hacen referencia a un nuevo modelo de sociedad, donde la mujer no sea objeto de todos esos “fantasmas” o presiones que nos mencionan. Y todo ello realizado con un gran storytelling, muy bien realizado, como si de un corto cinematográfico se tratara. 3 millones de reproducciones en Youtube dan fe de un trabajo muy bien hecho.

3. Carlos Soria y la Expedición BBVA

Utilizar el patrocinio y la generación de contenidos en relación a una historia real para crear branded content. El ejemplo de superación del alpinista Carlos Soria, con casi 80 años subiendo a las cimas más altas del mundo. Un canal de Youtube, un blog y una vida de sacrificio y entrega a los valores más altos del deporte. Una mezcla que BBVA sabe utilizar para crear marca.

4. Dumb Ways to Die

Es una campaña legendaria, que ya tiene unos años, pero que todavía sirve para ejemplificar el marketing de contenidos. Vídeos, juegos y un montón de actividad en las redes sociales generó esta publicidad ideada para disminuir los accidentes en la red ferroviaria y de metro de Melbourne. Los simpáticos dibujos, la música, y la sorprendente formar de ilustrar esas “tontas maneras de morir” generaron una difusión mundial y una repercusión económica de varios millones de dólares.

5. La Web Serie de Nike

Uno de los varios ejemplos de web series patrocinadas por una marca ha sido el de Margot Vs Lily, la loca historia de dos amigas. Una manera sutil de conectar con el público con joven, con personajes actuales, conectados a las redes sociales, y generando una serie divertida donde Nike busca engagement a través de sus diferentes plataformas de difusión.

6. UNICEF y la historia de Ivine y Pillow

Las ONGs han hecho un excelente uso del marketing de contenidos, y han sido un poco pioneras en este sentido. La posibilidad de crear historias, de conectar con las audiencias, de humanizar y dar nombre a los que sufren las injusticias en el mundo, hacen de este recurso publicitario una perfecta plataforma para los mensajes de contenido social. UNICEF han realizado varias campañas con este espíritu. Por ejemplo, impulsada por el drama de los refugiados de la guerra de Siria, creó esta historia animada basada en la niña Ivine y su inseparable almohada, que todavía sigue emocionándonos.

7. The Guardian y el formato documental

A medio camino entre el documental y el branded content, el periódico The Guardian produjo una serie de pequeñas piezas audiovisuales donde la periodista Aleks Krotoski viaja alrededor del mundo para conocer la situación de la privacidad en el mundo digital. La forma de narrar y de construir la historia, la inteligencia a la hora de transmitir la información, puede servirnos sin duda de inspiración.

8. Nike haciendo las cosas bien y divertidas

En este caso Nike utiliza el storytelling y una buena realización para vender una aplicación para los teléfonos móviles. Una simpática historia musical, bien ejecutada, y que rápidamente es capaz de conectar con la audiencia provocando una sonrisa. Ya no queremos unos anuncios donde nos cuenten lo bien que está elaborado un producto, para eso buscaremos en Internet. Ahora necesitamos que conecten con nosotros de otra manera.

9. La peñita guapa de Mahou Mixta

Con ese espíritu transmedia que caracteriza al content marketing, Mahou Mixta realizó una campaña en colaboración con el humorista Joaquín Reyes, que tuvo unos excelentes resultados en redes sociales. Utilizando la comicidad y los dibujos que todos identificamos con Muchachada Nui, crearon unos personajes propios, capaces de generar movimiento natural entre los consumidores, sin que la marca deba forzar en exceso el engagement. Si un contenido gusta, va a ser compartido. Algo así pasó con “La peñita guapa”.

10. El público joven de Vodafone YU

La apuesta de Vodafone por el content marketing ha sido una de las más potentes en nuestro país. Llevan ya varios años generando contenidos dentro de la plataforma Vodafone YU para un target juvenil. Un segmento de audiencia en el que antes no estaban posicionados, y en el que ahora son un referente. Producción de programas irreverentes, desenfadados, enfocados a ese consumidor adicto a las redes sociales, y que utiliza Internet como plataforma total de comunicación y contenidos.

11. Las madres de Atún Claro

Una muestra más de revisión del anuncio clásico, pasado por el filtro del branded content. Una gran narración y esas madres con super poderes, que son el lazo humano con el producto que está vendiendo la publicidad. Este anuncio posee ese “extra” que se le exige a la publicidad en el siglo XXI, que nos venda un servicio o producto, pero que también nos entretenga.

12. Los sueños de Volkswagen

Apelar a la infancia y a la nostalgia suele funcionar siempre muy bien en el content marketing. Aquí Volkswagen lo hace perfecto en esta muestra de sensibilidad y excelente narración. Detrás de la marca hay una personalidad, una forma de ver la vida que va más allá de lo material que sea el producto. Así lo transmite la compañía alemana de automóviles.